La pregunta clave: ¿Para qué?

La pregunta clave: ¿Para qué?

 

El pasado sábado en la conferencia de TEDx Burgos en Ágora, varios de los conferenciantes que participaron mandaban un mensaje similar:

“Si quieres algo, da el paso, no importa que no sepas cómo lo vas a hacer, tu da el paso y poco a poco encontrarás la forma de materializarlo”.

Yo comparto totalmente esta forma de verlo ya que, como en el caso de los conferenciantes, ha sido lo que mi experiencia me ha enseñado.

Ahora bien, en mi trabajo a menudo me encuentro con que el obstáculo que paraliza a muchas personas no es que no quieran dar el primer paso, sino que:

no saben lo que quieren!

Con el fin de clarificar qué es lo que queremos nos hacemos las siguientes preguntas: ¿qué quiero hacer?, ¿qué soy capaz de hacer?, ¿qué tiene salidas para el futuro?… Preguntas que en vez de ayudarnos a traer claridad, lo que hacen es atascarnos más de lo que estamos.

Por ejemplo, si yo no se lo que quiero hacer, la pregunta ¿qué quiero hacer?, me conduce automáticamente a “no lo se” y de ahí ya no salgo. O si me pregunto ¿qué tiene salidas en el futuro?, puede despertar el miedo a elegir y que me equivoque, o la desmotivación, la desgana y el mal estar porque lo que creo que tiene salidas no me gusta nada, no me considero preparado para ello, o no creo en mi capacidad para conseguirlo.

El sábado en TEDx Burgos nos daban la clave para salir de este círculo vicioso y clarificar lo que se quiere: preguntarse a uno mismo ¿PARA QUÉ?

Esta es la primera pregunta que nos deberíamos hacer. Y una vez que tenemos respuesta a esta pregunta, entonces podemos pasar al ¿cómo?, y al ¿qué? y DAR EL PASO.

Estas son las respuestas de dos de las conferenciantes:
  • En el caso de Ana Bella Estévez, mujer maltratada física y psíquicamente, durante años,  su ¿para qué? es traer igualdad a nuestra sociedad, ¿cómo? sacando lo mejor que cada uno lleva dentro, nuestras fortalezas y ¿haciendo qué? formando una fundación que apoya y acompaña a mujeres maltratadas en la transición de “Victima a Superviviente” y educando en la igualdad para acabar con generaciones de violencia y desigualdad empezando por tu casa y tu familia.
  • En el caso de Miriam Reyes en el momento en que tuvo que elegir el proyecto de final de la carrera de arquitectura que estaba cursando vio que poner toda su energía durante un año en algo que sólo serviría para un título no la convencía. Así que se busco un ¿para qué? en su proyecto final de carrera. Su para qué fue, que sirviera a la sociedad, que fuera útil. El ¿cómo? poniendo su energía, conocimientos y talentos al servicio de la sociedad y el ¿qué? se acabó manifestando después de ponerse en contacto con varias asociaciones dentro y fuera del país. Al final, acabó diseñando un edificio en un país africano  que serviría para enseñar a niños pequeños las danzas tradicionales del país con el fin de que la cultura del país pasara de generación en generación.
Como vemos antes de llegar a la acción concreta, la fundación o el edificio en un pueblo de África, ha habido otros pasos anteriores.

De hecho, el traer igualdad a la sociedad y ser de utilidad a ésta con mis conocimientos se puede hacer de muchas formas concretas, y la forma concreta no es tan importante como el “por qué” que la ha generado.

Al igual que cuando vamos a comprar unos zapatos, lo primero que nos preguntamos es para qué los quiero, para así decidir a qué zapatería ir, antes de decidir en qué nuevo proyecto nos queremos embarcar, o hacia dónde dirigimos nuestra carrera, lo primero que deberíamos preguntarnos es ¿para qué?

Saber el por qué o para qué hacemos algo es lo que nos da la motivación y el entusiasmo necesarios para dar el paso y avanzar en una dirección más concreta. Nos da fortaleza a la hora de enfrentarnos a retos y a nuestros miedos, y sobre todo, hace que nos sintamos plenos, que nuestra vida tenga sentido.

 

Si estás en un momento en que no sabes hacia dónde dirigirte, párate y:

– Asegúrate de que no estás buscando el “QUÉ”, como por ejemplo: abrir una tienda, montar un negocio, estudiar un master, cogerme una excedencia…

y pregúntate:

– ¿PARA QUÉ?

  

“Cuando nuestras acciones están alineadas con un porqué o un para qué nuestra vida comienza a tener sentido!!!”

 

 

Comments

comments

1 Comment
  • carmen
    Posted at 14:55h, 17 abril

    Gracias! Algo para tener muy presente!
    ¿Para que preguntarnos para que?
    Para no perdernos en un mar de explicaciones!